jueves, 23 de octubre de 2008

La lucha por el derecho de los indígenas en Colombia

La lucha por el derecho de los indígenas en Colombia

Foto Revista Cambio

Por: Gonzalo A. Ramirez Cleves
Blog iureamicorum


Estabámos en mora de escribir acerca de las manifestaciones y marchas que llevan nuestros indigenas colombianos desde hace más de 10 días. Los indígenas protestan por la violación masiva y reiterada de sus derechos. No podemos ocultar que en Colombia se esta produciendo un genocidio étnico - etnocidio - que quizás venga desde la conquista, pero que se ha intensificado en los últimos años con la aparición de los grupos armados ilegales, especialmente de los paramilitares y guerrilla, que han venido cometiendo actos de lesa humanidad contra los indígenas en distintas partes del territorio.

En la Sierra Nevada de Santa Marta, se han asesinado más de 292 indigenas kankuamos, en el gobierno de Alvaro Uribe Vélez 92, en el Chocó, Urabá y en Córdoba se asesinan y se desplazan a los Embera - Katia, mientras que en la Guajira se asesinan, desaparecen o desplazan a los indígenas Wayúu. En el Cauca, los indígenas paeces y guambianos, que se organizan a través de las mingas y su lucha pacifica y simbólica de los bastones de mando, también han sido víctimas del asesinato selectivo de sus líderes y miembros de la comunidad, o comuneros. El 12 de octubre de este año, paradójicamente al celebrarse otro año más del descubrimiento de América, se asesinó cerca de Toribío - Cauca a Nicolás Valencia Muñoz, hermano de importantes líderes indígenas del Cauca. El asesinato se realizó en pleno resguardo de Huellas - Caloto en presencia de su esposa y de su hijo. Según la ACIN (Asociación de Cabilidos Indígenas del Norte del Cauca), los asesinos se identificarón como miembros de las ¨Aguilas Negras¨, un grupo emergente de paramilitares que empieza a hacer presencia en la región.

Desde el asesinato de Nicolás Valencia, los indígenas colombianos, especialmente en el Cauca, sur del país, vienen realizando una serie de protestas y marchas para hacer respetar su derecho fundamental a la vida, a la identidad cultural, a sus derechos ancestrales, a su territorio y a sus costumbres. Derechos reconocidos en la Constitución de 1991 y en el Convenio 169 de la OIT que constantemente han sido violados por el Estado y por las fuerzas armadas ilegales.

Nuestra Constitución reconocen en el artículo 7, el carácter pluriétnico y multiculural de la nación colombiana; en el artículo 10 que las lenguas de los grupos étnicos son oficiales en sus territorios y que se garantiza la educación bilingüe; en el artículo 13 que se garantiza el principio de igualdad, de no discriminación y el reconocimiento del respeto de la diferencia; en el artículo 63 se establece la imprescriptibilidad, inalienabilidad e inembargabilidad de las tierras comunales de los grupos étnicos; en los artículos 68 y 70 inciso 2, el derecho de los grupos étnicos a una educación respetuosa de su cultura; en el artículo 96 a la nacionalidad por adopción a los miembros indígenas que comparten territorios fronterizos; en el artículo 171 se reconoce la circunscripción especial indígena para dichas comunidades; el artículo 176, por su parte, reconoce curules especiales para los indígenas en el Congreso; el artículo 246 reconoce la jurisdicción especial indígena y los artículos 286, 287, 329 y 330 reconoce los territorios indígenas como entidades territoriales.

El artículo 330 ha sido importante sobretodo en lo que concierne a la explotación de los recursos naturales dentro de los territorios indígenas en donde se reconoce explícitamente la obligatoriedad constitucional de la consulta previa para llevar a cabo dicha explotación (Especialmente el caso de los indígenas U'wa por la explotación del pétroleo de la Oxy y Shell).

Esta normatividad se corresponde con el Convenio 169 de la OIT, ratificado por la ley 21 de 1991, que dispone en cada nación se establezca la abolición de toda forma de discriminación (raza, color, origen nacional, nacimiento etc.); que se reconozca la existencia de minorías y la capacidad de éstas de mantener y desarrollar sus propias instituciones, formas de organización, gobierno interno, sistemas propios de justicia; que se permita el dominio de sus tierras; el derecho a recibir los servicios básicos del Estado, en especial la salud y educación, dentro del respeto de sus características culturales y la participación en las decisiones que los afecte, entre otros.

No obstante, la existencia de normatividad internacional y constitucional que reconocen los derechos de nuestros pueblos indígenas la realidad es otra. Pensamos que en la actualidad nos encontramos en un ¨Estado de cosas inconstitucionales¨no declarado por la Corte constitucional, pero que se refleja en la constante violación de los derechos humanos de nuestos indígenas y de los derechos colectivos de nuestras comunidades ancestrales. Una de las principales formas de acabar con los pueblos indígenas es asesinar a sus líderes. Líderes como Kimi Pernia Dominó, de la comunidad Embera - Katia que se oponía a la construcción de la represa de Urrá en Córdoba; Fredy Arias, indígena Kankuamo de la Sierra Nevada, que se oponía a la explotación de los recursos hidrícos en los territorios recuperados y reconocidos a esta comunidad en César. El asesinato de los líderes indígenas del Sinú José Angél Domicó, Lucindo Domicó, Alonso Domicó Jarupia, Rafael Domicó y Alejandro Domicó; la masacre de Bahia Portete en la Alta Guajira, en donde se asesinarón mujeres y niños de la etnia Wayúu, reflejan claramente lo que esta ocurriendo en Colombia.

En lo que va de la protesta se han producido tres muertes de indígenas. Dos en las protestas del resguardo de la María y uno en el día de ayer cuando los indígenas marchaban de Santander de Quilichao hacia Cali en la gran ¨Minga Nacional de resistencia Indígena y Popular¨. En este último caso el presidente Uribe reconoce que en las marchas si se produjerón disparos de la policía pero no ha admitido el asesinato del comunero, a quien acusa de estar manipulando explosivos. La estigmatizacion constante que ha hecho el gobierno de la protesta y de la marcha, relacionándolos con grupos guerrilleros es otra forma de ocultar y tergiversar los hechos. La utilización de la declaratoria de la conmoción interior que se dió inicialmente por el paro judicial, para impedir las protestas de los indígenas en Colombia resulta ser también una estrategia desafortunada por parte del gobierno, que pretende acabar con fuerza y balas reivindicaciones justas.

Von Ihering escribía en 1872 un libro que se ha convertido en un clásico dentro de las facultades de derecho, ¨La lucha por el derecho¨, en donde controvertía la tesis histórica de su maestro Savigny según la cual el derecho surgía espontáneamente. Para Von Ihering, el derecho surge y se matiene solo a partir de la lucha y la reivindicación. Esta paréntesis, es para decir que tal vez lo que esta ocurriendo con las protestas y las marchas indígenas en Colombia, refleja esta lucha de que nos hablaba Von Ihering por el derecho efectivo. Si en Estados Unidos en los años cincuenta y sesenta o en Suráfrica en los años noventa los negros lucharón por sus derechos. Si en su día las mujeres han luchado por la igualdad de derechos y el reconocimeinto de la diferencia, es ahora el turno para los indígenas colombianos que no quieren ser exterminados y excluidos de una sociedad que los sigue relegando, desconociendo y olvidando.

Bibliografía: BURGOS GUZMÁN, Filipo Ernesto, ¨Las minorías étnicas en la constitución colombiana¨, en: Revista de derecho del Estado, Bogotá, Departamento de derecho constitucional Universidad Externado de Colombia, No 15, diciembre de 2003, pp. 131 - 142.

Links:

- Video CNN - Disparos con fusil de policía a indígenas (Español)

- Video CNN - Disparos con fusil de policía a indígenas (Inglés)

- ONIC (Organización Nacional Indígena de Colombia)

- Emisora indígena Dachi Bedea

- "Policía sí disparó en marcha indígena en vía Panamericana, admitió el Presidente Uribe¨. El Tiempo, 23 de octubre de 2008

- " Bomba de tiempo" , Revista Cambio, No 799, octubre 23 al 29 de 2008

- SERJE, Margarita, "Ong's, indios y pétroleo, el caso U´wa a través de los mapas de los territorios en disputa¨, Bulletin Institute Francaise de études andines, No 32 (1), pp. 101 - 131

- Iureamicorum - "Condenado Colombia en Corte Interamericana asesinato de indigena Nasa" , 9 de agosto de 2007

1 comentarios:

Carlos Loarca

Gonzalo, me parece que por lo que expresas, en cuanto a los bienes jurídicos tutelados en la Constitución colombiana, el Convenio 169 como ley colombiana, y supongo que el código penal, los asesinatos de los principales líderes indígenas, la participación de grupos paramilitares, los disparos de las fuerzas de seguridad, el reconocimiento de los hechos por uribe, entre otras, nos muestran en principio, la intención de Uribe y su alto mando de destruir parcialmente a dichos grupos étnicos a través de la matanza de sus miembros y lesiones graves. ¿Cuándo ratificó el Estado colombiano la Convención para la prevención y sanción del delito de genocidio?

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?