lunes, 31 de diciembre de 2012

Diferencias entre robo y hurto. Derecho comparado España y otros paises

El Código Penal español mantiene actualmente la distinción de estos dos tipos penales.

El delito de hurto está tipificado en el artículo 234 del Código Penal y establece que será condenado como reo de hurto aquel que, con ánimo de lucro, tome una cosa mueble ajena sin consentimiento de esa persona. El delito de robo por su parte, está tipificado en el artículo 237 del Código Penal y establece que serán reos de robo los que se apoderen de cosas muebles ajenas siempre y cuando se produzcan las circunstancias de empleo de la fuerza, violencia o intimidación en las personas.

Tanto en un caso como en otro el bien jurídico protegido es el mismo y sólo se diferencian en la forma de ejecutar la acción ya que para que exista robo deben existir alguna de las circunstancias anteriormente comentadas.

Esto es lo que ocurre en España pero ¿Y en otros países?

En general, en la Unión Europea y en otros países nos encontramos con dos tendencias. Una de ellas, presente en países como Italia, Alemania o Portugal, es la de tipificar los dos delitos, estableciendo penas más graves para el delito de hurto. La otra tendencia presente en Francia o Bélgica es la que sólo se encuentra presente un delito y se establecen agravantes para endurecer la pena.
En Iberoamérica ocurre exactamente igual, existen países que tipifican los dos delitos y otros que no.

Robo y hurto en Argentina

En el  caso particular de Argentina, se tipifican los dos delitos. El hurto desde el artículo 162 hasta el 163 bis y es castigado con pena de prisión de un mes a dos años que podría pasar a ser de uno a seis año en el caso de que existan agravantes como el uso de llaves falsas.
El delito de robo se encuentra tipificado en los artículos 164 a 167 y en este caso, será castigado con penas de prisión de un mes a seis años  al que se apodere de una cosa mueble ajena empleando violencia física en las personas o fuerza en las cosas. Para el delito de robo también existen una serie de circunstancias que agravan la pena como por ejemplo el empleo de armas blancas.


Marco Esteban, abogado del bufete Esteban Abogados Penalistas, despacho altamente especializados en Derecho Penal