miércoles, 13 de julio de 2011

blawggers

Como algunos y algunas saben, represento ante la CIDH a miembros de comunidades mayas de Guatemala contra el Estado guatemalteco por haber otorgado licencias mineras en territorio maya sin la consulta de buena fe para obtener el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades afectadas.  La demanda la presentamos en diciembre de 2007, el 20 de mayo de 2010 la CIDH otorgó medidas cautelares a favor de los miembros de 18 comunidades afectadas contra la Mina Marlin propiedad de la transnacional minera canadiense Goldcorp Inc.  La petición está en el procedimiento de admisibilidad.

En los casi cuatro años de litigio, el Estado mantiene que no hay violación alguna, y recientemente recibí un informe que debo responder, donde uno de sus ataques a mi representación legal -nada nuevo- se debe a que publico los informes que envio a la CIDH en mi blog.

El informe del Estado, expresa que "El Estado sostiene que el litigio del señor Loarca no se ajusta a los principios de buena fe y reserva del procedimiento porque también ventila sus argumentos e información brindada en su blog. A juicio del Estado las medidas cautelares se otorgan a los beneficiarios y se manejan en forma confidencial, con el objeto de no sobreexponer a los beneficiarios de la protección."

Publicar los principales informes que elaboro y envio a la CIDH, responde a la naturaleza del litigio en cuanto a que necesito mantener informados a quienes represento, y en la medida de lo posible a los beneficiarios de las medidas cautelares que al ser 18 comunidades, hablamos aproximadamente de 20,000 personas según las fuentes oficiales.  Dichas comunidades se encuentran a 300 kilómetros de donde tengo mi oficina, así que el blog me resulta una herramienta útil para cumplir en la medida de lo posible con mi obligación profesional y ética de informar a quienes represento en tales condiciones.

También me permite informar a organizaciones nacionales e internacionales sobre el avance de un caso de esta magnitud, donde tanto el Comité de Expertos de la OIT como el Relator Especial de Pueblos Indígenas junto a la CIDH, han pedido al Estado de Guatemala suspender las operaciones de la Mina Marlin. Un megaproyecto de minería a cielo abierto y subterránea, con lixiviación a base de cianuro, y millones de toneladas de desperdicios en metales pesados que se entierran, y descargas cianuradas hacia los ríos.   Las consecuencias ambientales son devastadoras.  La criminalización a la oposición comunitaria, particularmente de las mujeres es implacable.  Este es un video de 6 minutos que presentamos a la CIDH en octubre del año pasado.

Incluso, estudiantes mayas de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Carlos de Guatemala, me han expresado que varios doctos publicados relacionados con el Caso en el blog les han servido para su formacion juridica.

Más me parece que la preocupación del "Estado" no es la sobreexposición de las 18 comunidades beneficiarias de las medidas cautelares, sino la sobreexposición de los argumentos y fundamentos de los funcionarios que participan del litigio, que les caracteriza cierta tendencia paranoica de presentarse como salvadores de los derechos humanos, repitiendose una y otra vez "a luchar por la justiciaaaaa".

Finalmente, este fin de semana debo enviar la respuesta a la CIDH sobre dicho informe, así que agradeceré a quien interese, enviarme algunos argumentos para presentarlos a la CIDH, sin perjuicio de generar el debate respectivo.   Y quien sabe, si oportunamente, trabajar un amicus en tal sentido para la CIDH.  ¡Salud!

2 comentarios:

Carlos Javier

Carlos, mi apoyo en la distancia. El tuyo puede ser un caso que a futuro sirva para ejemplificar, el beneficio del uso alternativo de las nuevas tecnologías, en el acceso efectivo a la información y a la administración de justicia.

Mis mejores deseos. Estaré pendiente de saber cómo se resolvió por parte de la CIDH, lo del informe presentado.

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?