domingo, 11 de abril de 2010

La Corte Obama


Con la salida del juez David Souter y la llegada de Sonia Sotomayor a la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, y con la salida del juez John Paul Stevens y la posibilidad de nominar a otro candidato a la Corte, Barack Obama se puede convertir en uno de los Presidentes que más nominaciones haría ante dicha entidad jurisdiccional. También se anuncia que la jueza Ginsburg podría salir en el período de Obama para así facilitar que su puesto sea ocupado por un candidato de un presidente demócrata y no de un republicano. Ginsburg esperaría hasta el final del período de Obama para pensar en su retiro ante la eventual llegada de Sarah Palin, por ejemplo, que se ha fortalecido últimamente pensando en las elecciones de 2012.

Por ahora se dice en los círculos jurídicos y políticos que la candidata para reemplazar a Stevens sería Elena Kagan, que es Procuradora General y antigua rectora de la la Facultad de derecho de la Universidad de Harvard en donde estudió Obama. También han sonado Cass Sunstein y Lawrence Tribe, antiguos profesores y hoy asesores de Obama, pero personalmente creo que Obama nominará a Kagan, una gran jurista con una meritoria carrera académica y judicial. Sería la primera vez que la C.S.J tuviera como integrantes a tres mujeres.

Hay que pensar que con la nueva nominación que tendrá que hacer Obama en los próximos días para reemplazar a Stevens en nada cambiaría las posiciones ideológicas de la Corte Suprema de Justicia, ya que Stevens, a pesar de que fue nominado por el presidente republicano Gerald Ford en 1975, había pasado de moderado, a liberal o progresista, por ejemplo con su último voto disidente en Citizens United v. Federal Election Commission (2009), en los fallos de la prisión de Guantánamo, Rasul v. Bush (2004), Handam v. Rumsfeld (2006) y Boumediene v. Bush (2008) y en abierta oposición con la primera elección de George W. Bush con el fallo Bush v. Gore (2000).

Con la nominación de Obama, el juez Kennedy seguiría siendo el voto clave para las decisiones díficiles o ¨hard cases¨, esas que quedan 5 - 4, ya que el ala conservadora estaría representada por el Presidente de la Corte John G. Roberts, por el juez Alito, Scalia y Thomas, y el ala liberal seguirían siendo ahora Ginsburg, Sotomayor, Breyer y el próximo juez o jueza que ocupe la silla de Stevens.

Recuerden que en el mes de enero Obama dedicó una parte de su discurso de la Unión al daño que a la democracia había causado el fallo ¨Citizens United v. Federal Election Commission¨ (2009) que posibilita la financiación privada de las campañas políticas sin ninguna limitación y que reconoce el derecho fundamental de expresión a una corporación. Alito en el discurso de la Unión negó con la cabeza que esto fuera así mientras mascullaba ¨not true¨. Aunque no estoy de acuerdo que el Presidente, cualquiera que este sea, pueda regañar a una Corte Suprema en un discurso público, Stevens más pragmático ni siquiera fue, con este hecho ya se presentó el primer choque frontal entre Obama y el ala conservadora de la Corte y la pelea esta cazada. Puede ver el regaño de Obama aquí. Sin embargo así salga Ginsburg de la Corte las tendencias no cambiarían y el "swing vote" de Kennedy seguiría primando.

La bloguera mexicana Geraldina González de la Vega en un reciente artículo de la Revista Cuestiones Jurídicas hace una reflexión de cómo sería la Corte Obama y cuál sería su tendencia en las nominaciones, el artículo titulado ¨La importancia de la presidencia de Barack Obama para la Constitución de Estados Unidos¨, No 21, julio - diciembre de 2009. Muy recomendado.

También el New York Times publicó el día de hoy un artículo titulado ¨My boss, justice Stevens¨ en donde opinan los distintos clercks o auxiliares judiciales que tuvieron como jefe al saliente juez John Paul Stevens y el post de Iureamicorum que cita la entrevista realizada a John Paul Stevens en el New Yorker aquí

Por último Jeffrey Tobin, autor del best seller sobre la Corte Suprema ¨The Nine: inside the Secret World of the Supreme Court" (2007) , opinando sobre la posible nominación de Elena Kagan aquí, alguna bibliografía de Kagan, especialmente lo relacionado con la primera enmienda y la libertad de expresión aquí. Uno de ellos Elena Kagan "Private Speech, Public Purpose: The Role of Governmental Motive in First Amendment Doctrine", en: Chicago Law Revie, No 413, 1006, pp. 413 - 516.

El New York Times ofrece una lista corta de posibles nominados con sus pros y contras pinchando aquí figuran en la lista, nuestra candidata Elena Kagan, junto a Merrik Garland, Jennifer Granhold, Harold Hongju Koh, Janet Napolitano, Deval Patrick y Dianne Pamela Wood. Después de leer sobre los candidatos que suenan nos seguimos quedando con Kagan.

1 comentarios:

Carlos Hecker

Estimado Gonzalo,

Bastante bueno el post, sin embargo, quisiera consultarte algo. En Estados Unidos el Presidente designa a los miembros de la Corte Suprema en forma libre? Pues al parecer ello se desprende de lo que he leìdo.

En caso de ser así, he de reconocer que me asombra que el poder ejecutivo pueda inmiscuirse de esa forma en el poder judicial; es cierto que vivimos en una época en que ha quedado superada la estricta separación de los poderes, sin embargo, la independencia del poder judicial respecto del ejecutivo me parece un principio básico y un pilar esencial de toda sociedad.

Un ejemplo a seguir en esta materia, creo que se puede encontrar en el sistema constitucional francés, donde un verdadero "poder del Estado", llamado Consejo Superior de la Magistratura, es el encargado de proponer al presidente una serie de candidatos, con el fin de que quienes lleguen a ocupar un puesto en la Corte de Casación, lo hagan exentos de toda vinculación polìtica.

Es cierto que en los hechos, la intervención del ejecutivo se da igual, pero al menos puede atenuarse en gran medida en pos del ideal de justicia.

Pero como decía al comienzo del post, la verdad es que no sé cómo opera el sistema en Estados Unidos, y por ello la pregunta que te hice.

Atentamente

Carlos Hecker

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?