lunes, 16 de noviembre de 2009

Mejor cabeza de ratón con cola de león


O cabeza de león con cola de ratón... En respuesta del post de Gaviota y atendiendo a la idea de responder a los post con otros post para continuar la discusión, pienso que seguramente los finlandeses ya tienen todo un bagaje musical, clásico con Sibelius por ejemplo, que los lleve a renovar su repertorio y los lleve a ponerlo a ritmos del Heavy Metal a la manera que relata Timo. De igual forma pienso que los finlandeses tuvieron que oir a los gringos, ingleses y alemanes antes de proponer su propio estilo sinfónico de Metal ... Colombia invento la cumbia pero se la apropiaron los peruanos, argentinos y chilenos en un ritmo bastante aburrido de organeta y carrasca... El nuevo invento de vallenato - pop de Carlos Vives o el pop nacionalista de Juanes y americanizado de Shakira muchas veces esta orientado más a lo comercial que a lo musical, con algunas excepciones en los trabajos de Vives, "La tierra del olvido", "Tengo fe" y el "Rock de mi pueblo"... No es que no nos guste la putanesca ni el sancocho, pero como diría Mariana Jaramillo la comida fusión o más bien ¨confusión¨ esta llevando a que en Colombia llamemos a un patacón con hogao ¨fufú¨ de plátano.

Los referentes son importantes, mirar el ombligo no sirve de nada, recordemos el modelo de sustitución de importaciones de los años sesentas y setentas en Latinoamérica que nos hizo pensar que los tenis o zapatillas Panam eran igualitos que los Convers. Si Dworkin sirve para entender lo que hacen los jueces en Colombia y no lo hace tan bien Rodríguez, Ramírez, Pabón, López o González pues qué más da... La teorización es necesaria venga de donde venga, pero no su idolatría estoy de acuerdo contigo en este punto Gaviota....

Crear modelos propios de ciencia o seudociencia es bien difícil, se necesita investigadores bien pagos, laboratorios etc., que se conozcan varias lenguas y que se debata en lengua de cientificidad, en nuestro tiempo en inglés. Sino se publica en una revista científica no se conoce y no se existe... Para que Colombia llegue a ese punto le falta mucho ya que no invierte en ciencia y mucho menos en educación. En cuanto a las ciencias sociales vale la pena mirar la apertura que esta ha tenido a lo ¨subalterno¨, por ejemplo la filosofía política de Amartya Sen que le mostro a la vanguardia norteamericana como se puede entender la idea de justicia en la India con su filosofía tradicional y como las ¨teorías alternativas¨ tienen algo que decir sobre la idea de Justicia de Rawls, pero para esto Sen tuvo que estudiar en Harvard y meterse en la academia ¨imperial¨y desde este lugar hablar y mostrar que también es importante analizar al otro...

Conozco a varios gringos y europeos, de Harvard incluso, que tal vez por falta de temas de tesis estan explorando a Colombia para ver de qué se trata esta novedad de que la Corte Constitucional en Colombia decida sobre policys o políticas públicas: desplazados (T - 025 de 2004) o Salud (T - 760 de 2008) recurriendo al invento norteamericano del Estado de cosas inconstitucionales... Seguramente les parecerá curioso que las Cortes constitucionales legislen y no lo haga el parlamento. Seguramente en materia jurídica pasará lo mismo que la historia de Colombia en donde los trabajos más juiciosos los hicieron en los años sesentas, setentas y ochentas gringos o ingleses que desde su perspectiva analizaban nuestro pasado por falta de investigadores colombianos que estudiarán con rigor ciertos temas...

El cabeza de ratón con cola de león significa que ahora podemos nosotros meternos como ratonzuelos en cualquier espacio académico foráneo, especialmente el de vanguardia, y dar nuestra propia opinión y de esta manera incidir. Pensar por ejemplo en comenzar a comentar en los blogs norteamericanos o hacer proyectos colectivos alternativos de la otredad, para autoreconocernos. Sin embargo, esta seudociencia que creemos seguirá siendo para ratones aunque pretendamos tener cola de león y tal vez sea mejor empoderarnos de una vez y volvernos unos leones así se nos salga algunas veces nuestra cola de ratón.

No podemos alejarnos de las vanguardias en la ciencia jurídica, hacerlo sería bastante iluso pero podemos contextualizar las ideas a nuestros propios trópicos y latitudes así como proponer teorías alternativas para los problemas irresueltos de la teoría. Sin embargo, dicho empeño debe estar acompañado de estrategias de difusión para que se reconozca la otredad. Esto no quiere decir que si nos reconocen no sirve, solo que si nos reconocen sirve mejor. De otra parte la estrategia deberá ser tomada en serio y los trabajos desarrollados así sean pocos deberán contar con el rigor necesario para que se incluya en una selección de Putumayo Records jurídicos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres dejar un comentario?