martes, 28 de julio de 2009

Derecho y filantropía (otra vez)

Ya había escrito un post anteriormente sobre la responsabilidad social de los abogados, hoy insisto nuevamente con el tema. Los abogados tenemos la obligación de lograr la justicia en la sociedad, y ésa es una finalidad muy loable, objeto de la profesión. Sin embargo, hoy me refiero a otro objetivo en el marco del ejercicio de la abogacía: el de la filantropía.
Los abogados a veces tenemos fama de avaros y codiciosos, de egoístas, esta imagen en muchos casos no es gratuita, muchos profesionales del derecho sólo piensan en obtener enormes sumas por concepto de honorarios descuidando el papel de la solidaridad humana con la sociedad.
Ejercer bien la profesión no basta, ser un experto en uno de los campo del Derecho no basta, hay que comprometerse con la comunidad con el entorno en el que vivimos, y eso es responsabilidad social o filantropía.
Muchos abogados donan "una platica" a alguna fundación en navidad, o en los bufetes de abogados tienen en su página web algún link referente a la responsabilidad social, empero, muchas veces esto no es más que imagen corporativa o moda.
Hoy hago un llamado a todos los colegas abogados, para que no sólo busquemos la justicia en la sociedad, o llevemos ciertos casos probono (gratis), sino que también enfoquemos nuestros esfuerzos jurídicos a lograr una comunidad humana basada en la filantropía.
¿Por qué en la universidades no se dicta una clase sobre derecho de la filantropía? ¿Por qué no hay un postgrado sobre derecho de la filantropía? Hay materias de Derecho comercial o laboral, pero no hay clases que permitan determinar las normas jurídicas que rigen la actividad de la filantropía nacional o internacionalmente.
Dar una platica a alguna fundación en navidad es bueno, tener un link sobre responsabilidad social en las páginas web de los bufetes es bueno, llevar algunos casitos probono es bueno, pero también es bueno que las universidades, los abogados y el Gobierno determinen políticas y objetivos claros para que los profesionales del derecho generen verdadera filantropía en nuestra sociedad.
No puede ser más una cuestión de imagen o de moda, debe ser una decisión de generar responsabilidad frente a un modelo de desarrollo, de vivir en el capitalismo pero con filantropía, las épocas de la ley de la selva se están acabando, o se acabarán así no lo queramos aceptar los abogados.

Publicado por Francisco Bermúdez Guerra en su blog jurídico.

2 comentarios:

Gaviota

No estoy de acuerdo, Francisco. Creo que gran parte de los problemas que se presentan en materia jurídica y social derivan de una visión centrada en el hombre, y que parte de la base de que es bueno. Creo que en la medida en que la humanidad logre concientizarse de no ser el dueño del mundo, el abogado realmente podrá ser justo. Bajo ese entendido, disiento de la función social del abogado en ese sentido. Considero que se debe propender por la justicia, y no por el patrocinio del hombre por sobre toda medida.

juridicofbermudezg

De acuerdo Gaviota, sin embargo, yo comparto con Locke que el hombre es bueno por naturaleza, yo creo que algo más que filosófico es práctico: la supervivencia de la especie. Saludos

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres dejar un comentario?