viernes, 6 de marzo de 2009

Exijamos respeto por nuestra salud: Exijamos la aplicación del principio de precaución a través de acciones constitucionales

Dos decisiones judiciales en Francia tienen contra la pared a los operadores de telefonía celular. La primera se profirió el 4 de febrero de 2009 en la cual la Corte de apelaciones de Versailles condenó al operador Bouygues Telecom en Versailles (Yvelines) a desmontar una antena-base por dos razones (i) el daño estético al medio ambiente y la (ii) por la incertidumbre sobre el impacto contra la salud pública.

La segunda fue proferida el 16 de febrero de 2009 por el Tribunal de Grande-instance de Carpentras contra el operador SFR en la cual se ordena el desmonte de una antena-base por las mismas razones. Las decisiones son interesantes porque ponen sobre el tapete la discusión del "Principio de precaución" frente al tema de la salud. Este principio consiste en que si existe un eventual riesgo a la salud de las personas por causa de una actividad, la misma debe suspenderse, salvo que el responsable pruebe de forma categórica la inexistencia de riesgo. Con este principio se invierte la carga de la prueba.

En esta segunda decisión, el tribunal utilizó el antecedente contra Bouygues Telecom e indicó frente al tema que:

"
Il n'existe manifestement pas de consensus sur cette question sensible et délicate de santé publique». «il existe un questionnement tout à fait sérieux portant sur le danger potentiel présenté par ce type d'installation, risque qui peut être qualifié de tout à fait envisageable, voire probable». Pour les riverains il y a «une crainte légitime d'une atteinte directe à leur santé »

"No existe manifiestamente un consenso sobre este tema delicado y sensible de salud pública. Existe un cuestionamiento muy serio sobre el daño potencial presente por este tipo de instalaciones, riesgo que puede ser calificado de factible o posible. Para la localidad, existe un temor legítimo de un atentado contra la salud".


Las reacciones sobre los fallos no se han hecho esperar. Por un lado, los operadores de telefonía celular indican que la decisión es absurda porque no existen estudios claros y evidentes que demuestren ese daño. Las organizaciones de medio ambiente , por su lado, consideran que deben desmontarse todas las antenas-base. Y el gobierno anuncia una gran "Grenelle"- discusión nacional sobre el tema el 19 de marzo con el fin de buscar un punto medio.

Interesante el debate. Habría que añadir que, por ejemplo, en Colombia la inexistencia del "principio de precaución es palmaria" y, por ende, como ciudadanos sabemos poco o nada sobre los riesgos de salud que tenemos por estar sometidos a la instalación desenfrenada de antenas-base en el territorio nacional. Ni el Ministerio de Comunicaciones, ni la Comisiones de Regulación, ni el Ministerio de Ambiente, vivienda y desarrollo territorial ni las autoridades sanitarias nos han explicado los riesgos. Los operadores por su parte siguen instalando y se mantienen callados. Y en el entretanto, los cánceres extraños aparecen sin que nadie nos explique el motivo. Es hora de hacer alguna cosa frente al tema.

Propongo desde este blog y lo haré extensivo en Bloggers internacionales a que se exija por parte de las autorides nacionales explicaciones sobre el tema. En igual sentido, deberíamos utilizar de forma masiva las acciones constitucionales para que se judicialice un debate que debió ser político y se preserve el principio de precaución.

A interponer tutelas, acciones de grupo y populares en las diferentes ciudades del país para ver si protegemos, de una vez por todas, nuestra salud y nuestro ambiente sano. Esta invitación la hago extensiva para todos los ciudadanos de la región.

Páginas de interés en Francia sobre el tema

http://www.agirpourlenvironnement.org/

http://www.robindestoits.org/

http://www.priartem.fr/Grenelle-de-la-telephonie-mobile,514.html

http://www.afom.fr/v4/TEMPLATES/homepage.php

1 comentarios:

Carlos Loarca

Me parecen bien las acciones constitucionales, pero no debe ser el único, es en el ámbito de la administración pública en donde a través de los procedimientos de oposición, o bien, en la elaboración de estudios de impacto ambiental, donde podrían pararse muchos de estos proyectos. Ya hay algunos avances en materia de hidroeléctricas y minería al respecto. Es urgente buscar todas las entradas legales administrativas y judiciales al respecto. No sé nada de frances, asi que si sabes de algo más sobre el principio de precaución te lo agradeceré.

Publicar un comentario

¿Quieres dejar un comentario?