viernes, 6 de febrero de 2009

Jacques Verges, Abogado del Terror

En los últimos días vi el documental "L'avocat de la terreur" de Barbet Schroeder en el cual se cuenta la historia del controversial abogado francés Jacques Vergès. El documento fílmico recorre la vida de este jurista que ha defendido los delincuentes más temidos y las causas más cuestionadas. El documento recorre a través de una larga entrevista a él y múltiples testigos de sus acciones, gran parte de los hechos más relevantes de los últimos 60 años en el mundo. Vergès fue parte de la resistencia. Luego adhirió al partido comunista, mientras terminaba sus estudios de derecho.

Su vida profesional se inició defendiendo los terroristas del FLN en Argelia durante la guerra que se libró entre aquel grupo y el país galo. De ese paso quedó su matrimonio con el símbolo del "terrorismo" o de la"resistencia" argelina, Djamila Bouhired.

A seguida cuenta, se narra su compromiso con la O.L.P ( Organización para la liberación de Palestina), su labor de abogado en los casos de los secuestros de los aviones en Atenas y Londres por parte de comandos palestinos y en la defensa de algunos sátrapas africanos. Con posterioridad, se explica su desaparición entre 1970-78, sus visitas constantes a los Kmers Rouges de Pol-Pot, su defensa a Carlos "El Chacal", su compromiso con los miembros de la Bande de Baader, su defensa al ex criminal nazi Klaus Barbie "El carnicero de Lyon", la defensa de Slodovan Milosevic y, su acto de apoyo al dirigente nacionalista del partido radical serbio Tomislav Nikolic.

El filme es interesante y espeluznante en la medida en que muestra la justificación permanente de un abogado frente a hechos y personas reprochables. El filme me trajo a la mente la novela de Jonathan Littel "Les bienveillantes" en la medida en que el personaje en esa historia, un oficial nazi de los SS , justifica argumentativamente en primera persona los crímenes contra los judíos. A su manera, el filme muestra a Vergèr firme en sus convicciones y atinado en sus justificaciones. Sin embargo, su oscuridad se percibe en cada una de sus argumentos. Es allí, en esas expresiones, en donde se encuentra la frontera entre aquello que acepta la conciencia y aquello que rechaza.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres dejar un comentario?