lunes, 9 de febrero de 2009

Algo de humor: el por qué muchos estudiantes de ingeniería terminaron siendo abogados

... o por qué muchos abogados... terminamos siendo abogados.

Se trata de un mail que me llegó hace ya buen tiempo, y que hoy, por esas raras caUSalidades de la vida terminé recordando. A lo mejor y muchos de ustedes ya lo conocen, pero estoy seguro que no tendrán ningún problema en echarle un vistazo de vuelta.

Por cierto, que buena cosita esta del Scribd.

5 comentarios:

Carlos Javier

Seguro Alberto, todo un elogio a la "Economía Procesal". A mi la diapósitiva que más me gusta es la bilingüe: six = 6!!! muy bueno.

Gonzalo Ramirez Cleves

Que bueno ser abogado solo se tiene uno que aprender la fórmula Si X entonces Y. Sin embargo hay relaciones lógicas más difíciles como la que estoy leyendo en un trabajo de tesis sobre el principio de igualdad ¨asignar a cada cual lo que le corresponde según su valor y mérito¨ que puede ser traducida como si A merece X por tener la cualidad Q, en caso de existir un B, que tenga la misma cualidad Q, hay que concluir que también merece X.

Eso sin hablar de trabajos juridicos en donde se utilizan silogismos más complejos e incluso formulas matemáticas que se asimilan a la ingenieria que algunos prefeririamos que nunca se hubieran introducido en nuestra retórica ciencia...

Ver p. 11 de este escrito de Carlitos Bernal para que vean de que les estoy hablando

http://www.upf.edu/filosofiadeldret/_pdf/bernal_rationality_of_balancing.pdf

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres dejar un comentario?