jueves, 8 de enero de 2009

¡Un buscador para el blog!

A lo mejor y les resulta conocida la historia (ojo, cualquier relación con el Hombre Bicentenario, es mera responsabilidad del lector, no vaya a ser que los herederos de don Azi(í)mov nos caigan con reclamos de copyright):

* Uno llega a un blog por casualidad, por búsqueda, por hipervínculo, por sapo, como sea.

* Uno se encuentra en ese blog con un post muy pero muy interesante, justo lo que estaba buscando.

* Uno no es amigo de guardar marcadores en Firefox, o de agregar favoritos en IExplorer, que es lo mismo.

* Uno no anda agendando así no más direcciones web porque si, ni mucho menos copiando y pegando el contenido de lo que se encuentra.

* Uno cierra el susodicho blog, se pone a jugar solitario, o a escribir el post pendiente para la bitácora propia, o se va a la cocina a prepararse un sandwich de jamón cocido y rúcula, es lo mismo.

* Uno se queda pensando en la entrada que leyera hace un rato (-"interesante el asunto", dice Uno), y le dan ganas de echarle una nueva ojeada.

* Si Uno sabe cómo llegar al blog donde estuvo, todo bien, y si no, pues también: al fin y al cabo en la web, a punta de trastabilleos, se hace camino al linkear.

* Cuando Uno llega al blog en cuestión, si la entrada está publicada en la página inical de la bitácora, todo bien, y si no, pues ya no tanto.

* Uno se acuerda de la "Carta a García" y se propone como sea encontrar el bendito post (-"Ahora es personal", piensa Uno).

* Uno Prueba con mirar las etiquetas a ver si se hace una idea, pero... o las etiquetas resultan ser tantas que parecieran un exponencial del número de Graham, o simplemente (y en esto vamos a ser francos), no siempre están bien puestas ("-¡¿Qué carajos tiene que ver el caldo con las tajadas?!", exclama Uno, si Uno es colombiano).

* Uno no da pie con bola y opta por hacer click en "entradas anteriores", no sabiendo que el mentado post fue publicado 135 entradas antes.

* Uno se harta y simplemente renuncia. Cierra el blog y se va a terminar su sandwich.

Toda esta perorata no es para otra cosa que para hacerles caer en la cuenta de lo útil que puede llegar a ser tener un buscador en nuestros blogs, pues le facilitaría a nuestros lectores encontrar el contenido que necesitan sin necesidad de hacer malabares o trucos a lo Mandrake, y sin que por ello corramos el riesgo de perder visitantes.

Hacerlo no es para nada difícil, y aquí les comparto una forma sencilla de conseguirlo:

Luego de iniciar sesión con su cuenta de blogger (perdón para los amigos de Wordpress), abren la pestaña de diseño, deciden en qué parte quieren agregar el buscador y hacen click en "añadir un gadget". De la lista que se abre escogen la opción "HTML/Javascript" y copian tal cual el siguiente código:



Guardan y listo, ¡voila!, ya tienen un buscador para su blog como este:

imagen buscador
Pruébenlo, y cualquier duda que tengan al respecto, no olviden pasarse por "el Taller" y dejar un comentario (no genera honorarios).

Espero que les sea útil, así de paso la próxima vez que entre a su blogs, no me queda tan jodido encontrar lo que busco.

CJ.

¡Ah!, se me olvidaba, esto lo aprendí gracias a Rosa, de el escaparate de Rosa.

4 comentarios:

Gaviota

Yo celebro el buen ingreso, y por supuesto, la ayuda. Utilizaré el tip para ponerlo en práctica. Con esa forma extraña de escribir que tenemos, nada de raro tiene que ocurra lo mencionado. Además, cuando la tecnología lo embiste a uno todo el tiempo, consejos como este vienen muy bien.

Un abrazo, y gracias.

Gonzalo Ramirez Cleves

Gracias de nuevo Carlos Javier por el truquillo.. lo implementaré, ya te contare como funciona... Gonzalo

Carlos Javier

Que bueno; me he pasado por sus blogs y he visto que el buscador les está sirviendo bien... me alegra!

Saludos!

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres dejar un comentario?